Bucle: historia de un cuadro

Publicado: 03/12/2008 en General
Etiquetas:, ,

Al contemplar una obra, me gusta imaginarme “en la piel” del artista, hacer suposiciones de cómo ha ido componiendo el cuadro, qué ha intentado expresar, la técnica que ha empleado hasta llegar al cuadro final. Por este motivo permitidme que os exponga la historia de “Bucle”, un óleo sobre tela de 170×80 cm.

bucle1

La obra estaba destinada a un concurso de arte de Salàs de Pallars. Ya de entrada, imaginaba una forma amarilla resaltando sobre un fondo uniforme. La forma, primero una mancha, fue tomando diversos aspectos hasta que empezó a pedir volumen. Iba alternando desde una masa abstracta e inconexa hasta figuras más reconocibles. Una esfera que devino una figura de sección tórica (como un inmenso donuts) que progresivamente se elongó y retorció y se abrió hasta llegar a la idea de un bucle. El bucle debería proyectar una sombra sobre el fondo con lo que se uniría a este. Uno de los extremos no iba a aparecer, el otro terminaría de manera imprecisa, para que cada espectador interpretará que desde un origen desconocido se llegaba a un final o viceversa. Por otra parte tenía que  representar con exactitud los diferentes entrecruzamientos pero sin llegar a quedar demasiado “relamido”.

Una vez expuesta la obra, fue divertido escuchar las discusiones entre los espectadores en las que cada uno defendía su propia tesis sobre de qué objeto se trataba. He de reconocer que fueron mayoría los que lo quisieron  identificar como una manguera de jardín. A los que me buscaban para que les corroborase su acierto les respondía con una sonrisa que les dejaba convencidos de que habían descubierto el significado del cuadro. 

Para mi, lo importante era que no pasaran delante de la obra sin que ésta les invitará a detenerse y contemplarla. Creo que eso, si que lo conseguí.

comentarios
  1. Antonio dice:

    Este pintor, de nombre Pau, además de ser casi filósofo, es un cachondo mental; es molto pericoloso juntar profundidad y sentido de humor, lo máximo, vamos.

  2. pausurribas dice:

    Queridísimo Antonio, grácias por tu comentario. Vos que sois de “letras”, me estoy acomplejando intentado entender la “complejidad” de Edgar Morin, si puedes hacermer un resumen comprensible te lo agradecería. Estos filósofos ni con humor los llego a comprender, y eso que parece que sus argumentos no son malos. Un abrazo

  3. Antonio dice:

    Querido Pau, deja esas lecturas perniciosas…; Morin es muy cansino, aprendes más mirando el cielo, las nubes, los árboles y hasta las piedras como tú sabes. Y hay más filosofía y humor, por ejemplo, en las viñetas de El roto de “El País” que en muchos libros sesudos y aburridos. Abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s