Posts etiquetados ‘historia’

 Antiguo recipiente de pielLa hoja con la patente de Rand En 1841 un pintor americano residente en Gran Bretaña patentó el tubo de pintura substituyendo los  recipientes hechos con piel. Su aportación permitió a muchos artistas llevar facilmente las pinturas fuera del estudio. Como dijo Renoir “sin los tubos de pintura, no existirian los impresionistas”. Hemos de agradecerle  un elemento de uso tan cotidiano para los que pintamos (tambien cabe destacar que en poco tiempo se aplicó su invento para la pasta dentífrica). Murió en la ruina después de intentar un invento que permitiera prolongar el sonido de las notas del piano.  

Anuncios

 En relación a  la historia de la pintura me ha surgido una pregunta, quién fue  la primera mujer pintora?. Después de comprobar el relevante papel que algunas de ellas realizaron durante la Grecia clásica parece haber un salto hasta el siglo XVI en el que aparecen varios nombres propios. Para iniciar el debate, creo que es de justicia citar como primera pintora a Sofonisba Anguissola y dejar abierta una línea para que aportemos diferentes nombres para ir dándoles nuestro reconocimiento. sofonisbaauto.jpgSegun Wikipedia: Sofonisba Anguissola (también escrito AnguisciolaCremona, h. 1532 – 1625) fue una pintoraitaliana, la primera mujer pintora de éxito del Renacimiento.

Sofonisba nació en Cremona, Lombardía alrededor de 1532; era la mayor de siete hermanos, seis de ellos niñas. Su padre, Amilcare Anguissola, pertenecía a la nobleza menor genovesa. La madre, Bianca Ponzone, también era de familia influyente de pasado noble. Su madre murió cuando Sofonisba era muy joven, entre cuatro y cinco años.

El padre animó a sus hijas a que buscaran su perfeccionamiento a través de la educación, lo cual era inusual para la época. La más destacada fue Sofonisba. Estudió con los pintores locales Bernardino Campi y Bernardino Gatti (llamado Il Sojaro).

En 1554, a los veintidós años, Sofonisba viajó a Roma, donde realizó bocetos de escenas y de personas. Conoció a Miguel Ángel, de quien tuvo un aprendizaje no oficial durante los dos años siguientes.

Pintora especialmente de retratos, fue a Milán en 1558, donde pintó al Duque de Alba, quien la recomendó al rey español Felipe II. Al año siguiente, Sofonisba fue invitada a la corte española, lo que supuso un enorme reconocimiento a su talento.

Sofonisba Anguissola llegó a Madrid en el invierno de 1559-1560, para servir como pintora de corte y dama de la reina, Isabel de Valois, la tercera esposa de Felipe II que se acababa de casar. Pronto obtuvo la estima y la confidencia de la joven reina.

Anguissola pasó los años siguientes retratando sobre todo retratos de corte oficiales, incluyendo los de la reina y otros miembros de la familia real, la hermana de Felipe II Juana, y su hijo, Don Carlos. Sus pinturas de Isabel de Valoir y de Ana de Austria, la cuarta esposa de Felipe II, son vibrantes y llenos de vida.

Se casó dos veces, la primera, en 1571, con Don Francisco de Moncada, hijo del príncipe de Paterno, virrey de Sicilia, con dote dada por el rey. Después de dieciocho años en la corte española, Sofonisba y su marido abandonaron España en 1578, marchando a Palermo, donde el marido murió al año siguiente. Se volvió a casar en enero de 1580 en Pisa. Se establecieron en Génova, donde ella siguió pintando en su propio estudio. No se limitó a retratos, sino que realizó temas religiosos, como en su juventud.